Mis senos, mis bebes y Yo!

Posted on Posted in Bebes y Embarazo a los 40

El título esta como llamativo, no?  Suena Sexy!!

Pero no! Es que la palabra Seno, esta en el “Top of Mind” de muchos como, imágenes de escotes sexys o algo así, pero realmente nos olvidamos de su primera y principal misión en la vida de las mujeres:  Amamantar a sus hijos 🙂

Aprovecho que iniciamos la Semana Mundial de la Lactancia Materna, para contarles y poco de como inició la relación entre mis senos y yo, porque al principio no fue nada fácil por muchas razones: Por desconocimiento, miedo al dolor, mucha confusión, entre otras razones.  Aclaro que le llamo “relación” porque aprendí mucho de ellas en nuestra primera experiencia juntas y comprendí que siempre estarían ahí para mi y mi bebé.  Nuestra relación se fortaleció con el tiempo y las consideré una de mis mejores amigas y aliadas en mi vida como mamá.

Les cuento que cuando tuve a mi primer hijo en el año 2000, todos me decían que tenia que darle pecho al bebé, por varias razones. Como que era gratis (y claro, yo quería ahorrar mucho), que siempre estaría preparada y a la temperatura ideal del bebé, que aportaría inmunidad ante enfermedades y disminuiría el riesgo de alergias del bebé, además de fomentaría el vínculo entre mi bebé y yo. Y por supuesto que yo estaba de primera en la lista para darle pecho exclusivo a mi bebé, peeeeero nadie me se sentó a explicarme los detalle del asunto, o sea que simplemente no estaba preparada.

Cuando llegó el momento de amamantar a mi precioso bebé, resultó que me enfrenté a la realidad!! Todo fue un desastre al principio 🙁  Primero, que lío para que mi bebé aprendiera a agarrar mi pezón y que yo aprendiera a dárselo. Cuando estaba en el hospital, todo fue más o menos manejable, porque la Miss me lo pegaba, me guiaba en el momento y listo, pero cuando llegué a la casa, se formó un “trepa que sube” porque mi bebé no se pegaba al pezón correctamente y lloró como por 2 horas mientras yo trataba de pegármelo, yo lloraba a la vez con él de la impotencia que sentía.  En esas épocas no teníamos tutoriales en Youtube y googlearlo no era una opción, eso vino muchos pares de años después.  Después que logré alimentar a mi bebé, noté que mis pezones se estaban lastimando y cada vez más las veces que le daba pecho,  llegó el punto donde ya tenía heridas abiertas y la pediatra me decía que tenia que seguir dándole pecho al bebe así, sí! así como suena, era como darse latigazos con cadenas cada vez que lo alimentada. En vez de disfrutar el momento, lloraba sufriendo cada vez que alimentaba a mi bebé.  Y si les cuento de como se llenaban mis senos (porque yo fui vaca en otra vida) y el dolor y la incomodidad era insoportable.

Yo pensaba, que bonito hay en esto?  Realmente es un martirio, porque nadie me habló de esto?  Que difícil es ser madre! Que difícil es amamantar!! Imagínense todo este estrés, adicional al proceso post parto, nombre no!!

Gracias a la paciencia y perseverancia que Dios me regaló, el tiempo fue pasando y fuí aprendiendo a los golpes muchas cosas, pero aprendí. Logré darle lactancia materna exclusiva por 5 meses a mi bebé (No llegué a la meta de los 6 meses pero lo intenté) Mi relación con mis senos se fortaleció, a pesar de no empezar con el pie derecho.

Con mi segunda bebé, ya sabía a lo que iba, por lo que me equipé como una guerrera. Contaba un buen extractor de leche eléctrico, cremas especiales para humectar los pezones y conocimiento para darle pecho exclusivo a mi bebé.  Resultó que mi princesa nació prematura y tuvo que quedarse en el hospital por 1 mes, o sea que el reto de la lactancia materna exclusiva se duplicó, porque no tenía a la bebé conmigo para que incentivara a mis senos a producir la leche según la demanda del bebé y por un mes el extractor de leche se convirtió en mi mejor amigo.  En esta segunda experiencia logré llegar a los 6 meses de lactancia materna mixta (porque la bebé necesitaba leche especial para engordar rápidamente), aprendí sobre nuevos productos para la recolección y como tener un banco de leche exitoso, todo fue más fácil, pero claro la experiencia es ganancia.

Con mi tercer y último bebé, por supuesto que ya tenía maestría en el tema, inclusive ya servía de asesora en lactancia materna exclusiva a madres primerizas, antes de tener al Titi.  Tuve un exitoso banco rotativo de leche de más de 200 oz y todo el proceso fue precioso, tanto mi bebé como yo disfrutamos de 6 maravillosos meses de lactancia exclusiva y 6 meses más de lactancia mixta.

Bueno, les conté todas mis experiencias sobre la lactancia materna, la idea es que puedan aprender de mis errores y aciertos, por lo que les dejo mi lista de consejos para que tengan una lactancia materna exitosa:

  • Poner al pecho al bebé apenas nazca (siempre y cuando el pediatra lo autorice)
  • Procurar antes del parto, anunciar al cuarto de bebés del hospital que deseas amamantarlo en vez que le den biberón.
  • Tener paciencia infinita, especialmente si se trata de tu primer bebé, ambos aprenderán juntos, te lo prometo!
  • No te rindas ante un fracaso, cualquier inconveniente puede sobrellevarse con actitud positiva y amor.
  • Alimentar al bebé a demanda, el reloj no es compatible con una lactancia exitosa (esto lo aprendí a golpes). Dar pecho a demanda es hacerlo siempre que el bebé lo pida, sin horarios, incluso por la noche. Poco a poco el bebé irá estableciendo su propio ritmo de alimentación.
  • No recomiendo el uso de mamaderas al principio, por lo menos hasta que el bebé se haya acostumbrado a tu pezón. La succión de la mamadera es más fácil a la succión del pezón y esto puede llegar a confundir al bebé.
  • Una postura adecuada es clave, si el bebé no está bien colocado al pecho le cuesta más obtener la leche, corriendo el riesgo de que se canse de intentarlo. La clave es acercar al bebé lo más posible al pecho colocándolo barriga con barriga con la madre y asegurándose de que la mayor parte del pezón está dentro de la boca del bebé o
  • Amamanta acostada (aprovechas y descansas a la vez)  Amamantar se puede hacer en tantas posiciones que a veces las mamás no se atreven por miedo a “aplastar el bebé”.  Yo creo que el 80% del tiempo que amamanté en mi casa, lo hice acostada en mi cama aprovechando para así descansar. Es una posición fácil para mamá/bebé y a la vez ayuda a que te relajes y disfrutes el momento, incluso aprovechando de hacer una siesta conjunta si tu bebé se duerme.
  • Escoge un ambiente favorable, amamantar es un acto muy íntimo, de unión entre la madre y el bebé. Es importante que ambos se encuentren a gusto, relajados y en sintonía, lejos de ruidos molestos y distracciones. Si es necesario apártate con el bebé hacia un lugar más tranquilo y con menos luz.  Que no te dé pena pedirle a la visita que necesitas estar a solas con tu bebé (Inclusive a tu mamá o tu suegra de ser necesario).
  • Respetar el ritmo de toma del bebé, esto no lo supe hasta con mi segundo bebé, la composición de la leche no es la misma al comienzo que al final de la toma, por eso no es conveniente quitar al bebé del pecho a la mitad de la toma para cambiarlo de pecho. Debemos respetar el ritmo del bebé, cuando esté saciado, será él quien deje de tomar. Lo más seguro es que se quede dormido, sobre todo durante las primeras semanas.
  • Que el trabajo no sea un impedimento, si tienes que volver a trabajar puedes seguir dándole tu leche “a distancia”.  Puedes extraerte la leche y crear un banco de leche en casa, para que el bebé sea alimentado con biberón mientras no estés. Es un esfuerzo extra, pero vale 100% la pena.
  • No usar jabón para lavarse los senos, solo usar agua. Personalmente usaba té de manzanilla para enjuagarme entre tomas y luego me ponía la cremita especial (que no le hace daño al bebé) para mantener el pezón humectado.  Esto evitará que el pezón se lastime.  Inclusive puedes humectar tus pezones desde meses antes de dar a luz.
  • Procura delegar las tareas domésticas (compras, limpieza, cocinar, etc) para poder dedicarte plenamente a tu bebé. No siempre será tan demandante como en sus primeras semanas de vida, pero en ese periodo te necesitará más que nunca.
  • Usa un sostén cómodo, tus senos han ido cambiando, están sensibles y el pezón se oscurece y aumenta de tamaño para la lactancia. Las venas se hacen más notorias y puedes sentir picazón y puntadas ocasionales. Utiliza un sostén de lactancia que sea firme, cómodo y de algodón, ya que es más suave al contacto de la piel.
  • Conversa con tu bebé cuando estás amamantándolo, él te mira y reconoce tu voz, sabe que eres esa persona especial que está disponible para él, y suele calmarse cuando lo tomas en brazos. Mira a tu bebé a los ojos, es un momento de profunda comunicación entre ustedes.
  • Sabías que cuanto más se estimulan y vacían los senos, más leche producen. Si se necesita producir más leche, se debe poner al bebé a mamar más seguido.
  • Usa el cojín de lactancia desde el principio, este cojín es de gran utilidad para la comodidad de la mamá al dar pecho.
  • Asegúrate de tener ayuda y apoyo, es bueno que contactes a gente formada en lactancia materna, asesoras, doulas, familiares, otras madres que lo han vivido o lo están haciendo. El apoyo es fundamental y lo reitero porque la maternidad es una experiencia que puede estar acompañada de miedos, cuestionamientos y dudas y no hay mejor remedio para eso que la solidaridad, el consuelo y el apoyo de quienes saben del tema. No te sientas derrotada, puedes pedir auxilio!

Cuando lo logres, siéntete orgullosa y celébralo! Sí, siéntete orgullosa de los logros de tu cuerpo y del regalo que le estas dando a tu hijo a través de tus senos! Así como la maternidad es un regalo y el embarazo es la viva muestra de cómo somos capaces de dar vida, la lactancia materna también es un regalo que nos brinda la posibilidad de seguir conectadas a nuestros hijos de una manera única e íntima que solo nos pertenece a nosotras.

Y aunque al principio sientes que mueres del cansancio, te doy un dato: No se amamanta por siempre, disfrútalo mientras dure!!

Con cariño,

12 thoughts on “Mis senos, mis bebes y Yo!

  1. Creo que ser madre es lo más hermoso ya que le vas enseñando cada cosa, lo mejor es sentirse segura de si misma y aceptar los consejos para lograrlo.

    1. Sí, aprender a tomar consejos es básico, a veces es complicado y más cuando eres mamá primeriza. Y bueno, la experiencia es nuestra mejor aliada. Saludos, YL

  2. Al leerte tu primera experiencia me he sentido totalmente identificada puesto que yo también acabé llorando al darle de amamantar. Y me ha gustado mucho leer tus otras experiencias porque yo ya pensaba que si tenía otro la experiencia sería igual por lo que mi decisión era optar a no dárselo pero al leerte mi opinión ha cambiado. Mil gracias.

  3. ¡Hola! Muchas gracias por contar tu experiencia, me viene genial leerte! Los consejos son geniales y muy útiles. Yo aún no soy mamá, pero esta publicación me vendrá genial para cuando llegue el momento.

  4. Gracias por compartir tu experiencia, no soy madre pero con esta lectura ya he aprendido un montón. Me ha parecido una experiencia dura pero muy, muy reconfortante y la unión con el bebé de esta manera es algo indescriptible. Siempre hay que tomar consejos y saberlos aprovechar. Un saludo!

  5. Me guardo sin duda este post Yaila para cuando vaya a necesitarlo porque a mi si me gustaría dar el pecho cuando sea madre aunque imagino que me tocará vivir los desastres que pasaste con tu primer hijo pero con la de cremas etc que existen ahora espero llegar a ser una buena amantadora como con tu tercer bebe.

  6. Está claro que obviamente todo el mundo te va a aconsejar y te dirá lo que cree que es mejor para ti, pero yo creo que al final todo el mundo tiene opiniones distintas y lo que para unas va genial para otras va horrible!! Y creo que tanto el tema de ser madre como el tema de la lactancia es muy personal y cada mujer debe decidirle lo que crea más conveniente para ella y su bebé!

  7. Creo que tener un hijo es lo mejor que te puede pasar en la vida, yo no puedo al menos de forma biológica, estoy iniciando los tramites para conseguirlo de otra forma por lo que la lactancia nos lo vamos a saltar, aunque tengo que decir que este vinculo es para toda la vida y se tendría que fomentar más

  8. Supongo que se madre es lo mas grande y lo mas importante me imagino, no puedo opinar mucho ya que aun soy joven se podría decir que estoy aun en la flor de la vida. Per bueno no descarte serlo un día.
    Saludos!!!

  9. La verdad es que yo respeto las decisiones de cada una y siempre se ha generado muchas revoluciones, con el hecho de dar de mamar o no, creo que es la conexión mas bella que puede existir, y que todo proceso es complicado , dependiendo de la preparación de cada madre. Pero yo también aconsejaria vivir esa experiencia.

  10. Es cierto no es lo más bonito del mundo, pero el bebé lo necesita para hacerse fuerte y también fortalecer su estómago, pasé por todas esas situaciones, era terrible cuando se rajaba la piel de los pezones el dolor era intenso pero pude amamantar a mis hijos por 8 meses al primero y por 14 meses al segundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *