El Titi dejó los pañales y la cartera lo sabe! :)

Posted on Posted in Bebes y Embarazo a los 40

Hola!!  Que tal su inicio de semana?  El mío fenomenal, porque finalmente estamos celebrando que el chiquitín de la casa dejó los pañales. Después de celebrar junto a él, mi esposo y yo nos tomamos una copa de vino para celebrar!! Jejeje

Digo finalmente porque hicimos el proceso de dejar el pañal en etapas y la última fue dormir sin el pañal; y pensar que todo pasó por cosas del destino.  Les cuento que la semana pasada fue muy dura para mí por muchos motivos y el cansancio a la hora de dormir me venció, se me olvidó ponerle ponerle el pañal al bebé y resultó que amaneció seco, por lo que lo intentamos unos días más y hoy cuando fuí al supermercado a comprar los enseres faltantes de la semana, por primera vez en tres años no compré pañales desechables.  Wujuuu!!! 🙂

Y pensar que este mismo proceso lo pasé hace 12 años con mi princesa.  En ese entonces me dio nostalgia porque pensé que sería la última vez que cambiaría pañales y que solo quedaría en mi recuerdo. Como es la vida de sorprendente, cierto? Henos aquí una vez más!!

Esto me llevó a reflexionar de que es cierto de que cada niño deja el pañal a su ritmo y en su momento.  Con mi hijo mayor sucedió a los 2 años; lo recuerdo bien porque su hermana estaba recién nacida, todos me decían que debía dejar el pañal y me dejé llevar por la presión, por lo que presioné el proceso un poco y en algunas ocasiones, cuando tomábamos la siesta se orinaba, recuerdo como si fuera ayer la humedad de la cama.

Este proceso en cada uno de mis hijos fue diferente, sin embargo lo que sí coincidió fue la ansiedad que sentí para que llegara rápido el día que dejaran de usar el pañal.  Pues claro, después de cambiar cerca de 2k pañales al año (calculando unos 6 al día aproximadamente), como no celebrar hoy que mi chiquitín empiece a ir al baño solito. Bravo Gian Diego, ya eres un niño grande!

Como lo mencioné al principio, en esta ocasión este proceso lo trabajamos por etapas, teniendo como principio que si algo no funcionaba en su momento lo intentaría un poco de tiempo después. Les confieso que cuando fuí mama primeriza no estaba preparada para el tiempo que toma en realidad ese proceso, lo menciono porque algunos niños aprenden en pocos días, pero muchos otros tardan varios meses, por lo que sería un error compararlos.  No existe una edad mágica en la que los niños están automáticamente preparados para dejar de usar pañales, lo que si estoy segura es que si empiezas antes de que tu niño esté realmente preparado, seguramente el proceso será más largo, como me pasó con mi hijo mayor.

Algunas preguntas que puedes hacerte para ver si tu niño está listo son:

  • ¿Obedece instrucciones sencillas?
  • ¿Camina y se sienta solo?
  • ¿Trata de imitar a los adultos o hermanitos cuando van al baño?
  • ¿Puede subirse y bajarse la ropa interior?

Reitero que no trates de meterle presión al tema, apresurarlo cuando no está listo será contraproducente y frustrante para ti y para él. Por este motivo he recopilado algunos consejos básicos del entrenamiento para dejar el pañal, toma nota:

Tu niño te dará las señales, solo debes identificarlas:  Algunos niños están listos para empezar el proceso de retirada del pañal a los 18 meses de edad, pero hay otros que no demuestran el más mínimo interés hasta que tienen 3 años o más como lo fue en el caso de mi chiquitín, solo esta pendiente de esto:

  • Tiene suficiente equilibrio y coordinación para caminar y hasta correr establemente.
  • Orina bastante de una sola vez.
  • Sus deposiciones son blandas y bien formadas.
  • Se mantiene “seco” por períodos de por lo menos tres o cuatro horas (esto indica que los músculos de la vejiga se han desarrollado lo suficiente para retener y almacenar orina).
  • Es capaz de sentarse y mantenerse en la misma posición por dos a cinco minutos.
  • Puede subirse y bajarse los pantaloncitos por sí solo.
  • Le molesta tener sucio el pañal.
  • Trata de imitar a los adultos cuando van al baño (quiere verte ir al baño, ponerse ropa interior, etc).
  • Demuestra físicamente que está haciendo pipí o pupú (hace ruidos, se agacha, o te lo dice).
  • Muestra que le gusta ser independiente.
  • No es un niño que a todo dice que “no”.
  • Se muestra orgulloso de sus logros.
  • No parece resistirse a aprender a usar la bacenilla.
  • Está en una fase en que de manera general se muestra cooperativo (no lleva siempre la contraria ni le dice “no” a todo).
  • Obedece instrucciones sencillas (por ejemplo, “siéntate en tu basenilla”).
  • Comprende la importancia de guardar las cosas en su lugar.
  • Tiene palabras (pueden ser las suyas propias) para las evacuaciones y la orina.
  • Sabe cuándo tiene que ir al baño (percibe las señales físicas) y es capaz de decírtelo antes de hacerlo.
  • Puede fijarse una meta en la mente como ir al baño cuando sienta deseos y recordarlo para hacerlo.

A pesar de que estas señales sean claras, piensa también que existen otros factores aparte del nivel de desarrollo y preparación de tu hijo:

  • Si en este momento tu pequeño está pasando por un gran cambio en su vida, como ir a la guardería por primera vez o la llegada de un hermanito, es muy probable que el proceso de retirada del pañal se vuelva más difícil, y lo ideal sería postergarlo hasta que la situación se estabilice.
  • Tampoco tiene sentido empezar a enseñar a tu niño en un momento en que tú o quién lo cuida no puede dedicarle el tiempo, la paciencia y el buen humor son muy necesarios. Quitar el pañal requiere meses de entrenamiento y prácticas diarias. Lo mejor es esperar un par de semanas o meses, hasta que las cosas estén más tranquilas.
  • Si la presión para enseñarle a ir al baño viene de parte de tu mamá u otro familiar con buenas intenciones, explícales con delicadeza los motivos por los que piensas que ni tú ni tu niño están listos aún y diles que prefieres esperar para poder hacerlo con tranquilidad.
  • Igualmente, si estás fuera de tu entorno habitual, de vacaciones o pasando una temporada en casa de un familiar, lo mejor es esperar. Los inevitables accidentes pueden causar tensiones en casa ajena y tu hijo se sentirá menos cómodo que en su propio hogar.
  • Incluso a los niños que pueden mantenerse secos en el día, les puede tomar más tiempo despertar para hacer pipí por las noches y muchos dejan de tener accidentes nocturnos hasta la edad de 5 años.

No tienes que esperar a que tu niño cumpla todos los requisitos de esta lista para empezar a enseñarle; lo más importante es que notes que de manera general, tu niño se está volviendo independiente y comprende lo que significa ir al baño como los adultos.

Consigue un orinal o bacenilla. Puede tener colores o figuras atractivas para que su apariencia sea agradable a tu bebé.

Viste a tu pequeño con ropa cómoda y práctica. Para que al momento que le den ganas de ir al baño, no te cueste trabajo quitarle su ropa.

Dale el ejemplo. Si tú y tu pareja le piden a tu bebé que los acompañe cuando van al baño, él o ella entenderá más fácilmente como se hace.

Evita presionar a tu bebé cuando esté sentado en el orinal. Dale oportunidad para que explore y se sienta cómodo con este nuevo objeto, yo le digo que cante una canción para que se relaje.

Acompáñalo para que le des instrucciones y también para elogiarlo cuando lo hace bien. Esto ayudará a que incremente su confianza y a que el proceso sea mucho más rápido. En este momento yo canto con él.

No lo regañes o castigues. Al inicio, esta transición será difícil y probablemente se hará pipí o pupú en la ropa interior. Si esto ocurre, NUNCA lo regañes, castigues o humilles. Mejor, ponle ropa limpia, hazlo sentirse cómodo e invítalo a seguir intentando.

Pídele a tu bebé que te diga cada vez que tenga ganas de ir al baño para que lo puedas llevar y acompañar. Si debes preguntarle cada media hora, hazlo.

Siempre carga uno o dos cambios de ropa, incluyendo ropa interior:  Esto se debe a que si tiene algún accidente, lo puedas cambiar en cualquier lugar.

Tranquilízalo con su juguete favorito: Sobre todo si tiene miedo o está muy asustado.

Celébralo junto a él, lo ha conseguido!:   Cuando tu niño esté listo para aprender esta nueva habilidad, lo hará con éxito. Y si en lugar de tratar de apresurarlo esperas a que verdaderamente esté preparado, todo el proceso será mucho más fácil y menos complicado, tanto para ti como para tu pequeño.

Tarde o temprano, tu niño aprenderá a ir al baño como los adultos, y tú no tendrás que volver a pensar en este asunto, al menos hasta la llegada del próximo bebé, como me pasó a mi 🙂

Cuéntame, como fue tu experiencia en esta etapa de tu bebe? Tienes algún consejo adicional que aportar? Nos leemos en los comentarios.

Con cariño,

 

7 thoughts on “El Titi dejó los pañales y la cartera lo sabe! :)

  1. ¡Hola guapa! Yo por ahora no puedo compartir mi experiencia con niños porque aún no los tengo, pero me encanta leer las experiencias de otras mamis como tú, y la verdad que estos post los guardo porque se que en un futuro no muy lejano me podrán servir.
    Buen post!
    Un beso, Chanel. <3

  2. ¡Hola! Enhorabuena al chiquitín y a los papis por haber conseguido otra etapa más de la vida del nene. Me han gustado mucho tus consejos, me parecen super prácticos, y sobre todo eso de no regañarlo si se los hacen encima porque lo único que les puede crear es un trauma e ir para atrás. Creo que como todo en la etapa infantil de los niños es que deben verlo todo como un juego y así hacérselo más fácil a ellos. Muy buena reseña que les servirá muchísimo a los padres que estén en esta fase de dejar el pañal. Saludos.

  3. Yo de momento no he sido madre, así que no te puedo aportar ningún consejo más, pero me han gustado mucho tus consejos. Tengo varias amigas que ya son mamis y seguro que estos consejos tuyos les van a venir muy bien 🙂

  4. Hola!!! A mí todavía me queda un poquito para quitárselo a mi peque pero me ha encantado leerte, sobretodo por los consejos, me van a venir muy bien, sobretodo lo de tener paciencia. Es muy cierto q cada niño está preparado en un momento diferente y hay q darles su tiempo. Y sobretodo darte la enhorabuena!! Y que todas estas cositas hay que celebrarlas.

  5. ¡Hola guapa! Que bien, me alegro muchísimo, tanto por la cartera como por el logro personal del peque. No tengo hijos, pero debe de ser maravilloso verlos crecer. Muchas gracias por todos los consejos, los tendré en cuenta para cuando me toque pasar por esa etapa.

  6. Felicidades a ti y a tu pequeño!!! Una etapa mas cumplida en su desarrollo. Es cierto que cada niño deja de usar pañales a una edad diferente y responde a estimules que le den sus adres como ir juntos al baño por ejemplo.
    cuando ya andadn de forma “normal” se mueven su ropa con mas o menos agilidad, les agobia llevar pañal y se quieres sentir un niño “grande” es para mi el mejor momento tal y como dices. El se siento contento y feliz de sus logros y ademas es un ahorro economico bastante importante. BSS

  7. Que buenos consejos para quitar los pañales a los peques! Una de mis amigas está en este punto ahora y le acabo de pasar este post porque seguro que le viene genial, ¡a mi aun me queda!
    Besos desde JustForRealGirls

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *